Noticias
Jueves, 04 Julio 2019 18:02

Fracking: contextos e impactos

Evaluar este artículo
(0 votos)

El presidente López Obrador reiteró hace poco el no al fracking que había anunciado meses atrás. Esta postura ante los riesgos bioclimáticos de dicha tecnología, por fugas de metano que aumentan y aceleran el deterioro climático, es reforzada por el dato científico más actualizado incluyendo amplios recuentos sobre los efectos de esa técnica en la salud humana, la flora, la fauna, el agua subterránea, el aire. Nada de esto importa a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) que aprobó un proyecto del plan quinquenal (2015-2019) para una exploración petrolera que contempla recursos no convencionales de aceite y gas en lutitas (shale), donde utilizaría la fracturación hidráulica o fracking. (La Jornada, 25/6/2019). AMLO desautorizó esa decisión que responde a un régimen plegado a fuerzas ajenas al interés público nacional.

Dijo AMLO: “No vamos a usar fracking. Ya se trató el tema y se dieron las instrucciones correspondientes. El director de Pemex ya tomó cartas en el asunto”. Al respecto la Alianza Mexicana Contra el Fracking consideró alarmante que “mientras el Ejecutivo va por no permitir el fracking los planes de Pemex y los permisos de la CNH lo ignoren”. (Milenio, 26/6/2019) ¿Qué empuja al fracking si no los intereses detrás del unilateralismo agresivo de Trump, quién actúa como operador del big oil en pos de la supremacía energética vía un bloque energético de América del Norte?

El trumpismo es un régimen racista de extrema derecha que hostiga a un México progresista, que lucha contra la pobreza, la desigualdad extrema y que rehusa someter su población, en particular a las familias indígenas y campesinas a la toxicidad, la conmoción motorizada, las bombas de presión, los miles de viajes de pipas de agua, enfermedad, muerte y las tóxicas aguas de reflujo del fracking. Menos, luego de 36 años de enorme trasiego de armas de asalto de EU acá y la persistencia de un letal prohibicionismo.

Al big oil y a Trump les importa un comino la población mexicana y de EU, donde el negacionismo climático da permanencia a la desregulación de las emisiones de gases de efecto invernadero, (GEI) dióxido de carbono y metano (entre otros) que aceleran la crisis bio-climática. Nos recetan 60 mil pozos al provecho de 0.1 por ciento, lanzándose desde Alberta a la Cuenca de Burgos y de ahí al petróleo venezolano hasta Vaca Muerta en Neuquén, Argentina. Van por la gestión directa de hidrocarburos que no son suyos ni deben lanzarse al piso de remates de Wall Street y menos a la atmósfera, cuando en EU la “revolución shale” está en plena debacle financiera y bursátil.

Sin duda las decisiones de las calificadoras contra el histórico rescate de Pemex-CFE se emiten al unísono de la unilateral diplomacia de fuerza y diseño electorero de Trump bajo narrativa del odio antiinmigrante y del supremacismo blanco en la base electoral del nacional-Trumpismo. Esto llama a la concientización de la ciudadanía mexicana sobre el orden de magnitud del saqueo perpetrado contra la nación incluyendo al ferroviario, vital hoy para la movilidad de personas y columna vertebral del necesario transporte multimodal de carga.

Fuente: www.jornada.com.mx
Leído 43 veces

Comentar

Los campos con asterisco (*) son obligatorios

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro newsletter y reciba quincenalmente nuestro boletín de noticias
Please wait

BUSCADOR

Panorama del agua

Cultura del agua

Videos

Ligas de interés