• ¿Tú, qué puedes

    hacer?
  • 1

¿Tú, qué puedes hacer?

Ahorrar agua en casa

  • Revisar periódicamente el estado de las cañerías y en caso de encontrar pérdidas, por muy pequeñas que sean, arreglarlas lo antes posible, ya que un simple goteo o humedad puede provocar la pérdida de litros de agua.
  • Cada mes revisa el consumo de agua en el contador de la casa. Así tendrás una referencia para detectar posibles roturas y fugas.
  • Todos los habitantes de la casa deberían conocer la situación de la llave general que corta el flujo de agua a la casa, y en caso de avería, poder cerrarla lo antes posible.
  • Si tienes niños enséñales a cerrar correctamente los grifos de la casa, así como distintas formas de ahorrar agua.
  • Si tienes demasiada presión en el chorro de los grifos, cierra ligeramente la llave de paso, evitarás malgastar agua innecesariamente.
  • Si vives en una zona de intenso frío durante alguna época del año, toma las medidas necesarias para evitar que se congelen las tuberías y estallen (aislantes térmicos u otras medidas). Evitarás la reparación y la correspondiente pérdida de agua.
  • Además, aunque no vivas en una zona de hielos si aíslas las tuberías ahorrarás agua caliente y la energía necesaria para calentarla, ya que alcanzará antes la temperatura deseada.
  • Cuando pongas la lavadora aprovecha y llénala completamente. Si no tienes ropa suficiente en ese momento utiliza programas cortos o de media carga.
  • Si tienes que cambiar algún electrodoméstico (lavadora, aire acondicionado, lavavajillas, etc.). Decídete por electrodomésticos de bajo consumo, aunque salgan un poco más caros, a la larga se recupera el dinero y ahorrarás agua y energía.
  • Al lavar la ropa manualmente o en la lavadora no siempre es necesario utilizar agua caliente, utiliza agua fría siempre que sea posible, así además evitarás que las prendas destiñan.
  • Si tienes una pecera, cuando cambies el agua, utilízala para regar las plantas. Esta agua es muy buena para ellas, ya que es rica en nitrógeno.
  • Si tienes plantas en casa coloca un plato debajo de la maceta, mantendrás más tiempo la tierra húmeda y protegerás la casa en caso de que se filtre demasiada agua.

Ahorrar agua en la cocina

  • Utiliza sistemas para el ahorro de agua.
  • Intenta cocinar los alimentos con una cantidad de agua mínima, de esta manera ahorras agua y los alimentos no perderán su sabor ni sus propiedades en la cocción.
  • Lava las verduras o frutas en un recipiente hondo.
  • Utiliza el agua de lavar las verduras y frutas para regar las plantas de casa.
  • Retira los residuos sólidos del fregadero a una bolsa de plástico para materia orgánica, así no necesitarás tanta agua para despegarlos y hacerlos correr por el desagüe.
  • Si las cacerolas, sartenes o cazos tienen mucha grasa o suciedad, déjalos en remojo durante un rato, luego necesitarás menos agua para limpiarlos.
  • Si tienes lavavajillas, utilízalo, aunque parezca que gastas más agua y energía, según recientes estudios si haces un uso óptimo del lavaplatos, ahorrarás un 10% de agua por lavado y 4 Kwh de energía, en comparación a si lavaras manualmente con agua caliente.
  • Antes de introducir los platos en el lavavajillas, dales un remojado en un barreño, de esta manera podrás utilizar programas más cortos o de ahorro.
  • Siempre que pongas el lavavajillas que sea lo más lleno posible. Si no llegas a llenarlo utiliza programas de ahorro o media carga que gastan menos agua y energía.
  • Procura usar detergentes más ecológicos que no tengan fosfatos.
  • No utilices el chorro del grifo del agua caliente para descongelar alimentos. Intenta planificar las comidas y sacar del congelador lo que necesites el día antes.
  • Utiliza cubiteras de plástico blando, así no tendrás que usar el grifo para despegar los cubitos de hielo, sino que saldrán con una pequeña presión en la cubitera.
  • Puedes usar un vaso para el consumo de agua durante el día. Ahorrarás al menos 3 lavados al día.

Ahorrar agua en el baño

  • Comprueba que el sistema de cierre de la cisterna no quede abierto después de su uso.
  • Instala un calentador inmediato de agua. Así no necesitarás que corra el agua hasta que salga caliente cuando te duches. Esto también reducirá los costes de la calefacción para tu casa.
  • Instala algún dispositivo para controlar la temperatura de la ducha, de esta manera sabrás cuando el agua está caliente y su temperatura adecuada, evitando perder agua mientras esperas a que el agua salga caliente.
  • Usa dispositivos como son los reductores volumétricos y limitadores de caudal, su instalación es muy simple y el ahorro de agua cercano al 70%.
  • Ahorrarás agua, tiempo y dinero si mientras te duchas aprovechas para lavarte los dientes.
  • En el lavabo usa sistemas para el ahorro de agua como los perlizadores, con los que podrás ahorrar hasta un 60% de agua.
  • Utiliza un vaso de agua para enjuagarte los dientes, si bebes agua directamente del grifo usa un vaso, siempre hay una parte que se pierde por el lavabo.
  • Cuando te estés cepillando los dientes cierra el grifo, durante el tiempo que estés con el cepillo se pueden perder litros de agua por el desagüe.
  • Coloca botellas de refresco llenas de agua dentro de la cisterna, evitarás que salga demasiada agua en cada descarga de la cisterna.
  • Cuando te afeites no dejes el grifo abierto, tapona el lavabo y deja una pequeña cantidad de agua para aclarar la cuchilla.
  • Duchándote ahorrarás 100 litros más que bañándote por eso siempre es preferible darse una ducha, ahorrarás agua, tiempo y dinero.
  • Mientras te enjabonas en la ducha no es necesario tener el agua corriendo, ciérrala y cuando termines vuelve a abrirla, de esta manera ahorrarás entre 3 y 4 litros por ducha.
  • El tiempo de una ducha no debería superar los 5 minutos, el resto de tiempo sería malgasto de agua innecesario.
  • El inodoro no es una papelera, no lo utilices para tirar desechos, comida u otros materiales. Sitúa una pequeña papelera en el servicio o baño donde puedas tirar estos residuos. Así evitarás tener que hacer descargas innecesarias que pueden atascar las tuberías y llenar de basura ríos y mares.
  • No tires innecesariamente de la cadena del inodoro, en ocasiones se puede esperar a la siguiente descarga.
  • En caso de necesitar poca agua en la descarga del inodoro, usar el botón de descarga parcial. Ya son muchos los inodoros que cuentan con este tipo de mecanismo de doble descarga.
  • Mientras llega el agua caliente al lavabo o ducha se pierden muchos litros, utiliza un barreño o cubo para recoger esta agua y reutilízarla para otras labores como fregar o regar.

Ahorrar agua en el jardín

  • Aprovecha las horas de menos calor (normalmente al anochecer) para regar las plantas, de esta manera aprovecharán mucho mejor el líquido y evitarás que se pierda una gran cantidad de ella por evaporación.
  • Planta especies autóctonas, sus necesidades de agua son menores y están más adaptadas al suelo de la zona.
  • Utiliza el riego por goteo. es el que menos agua gasta y las plantas y árboles lo aprovechan mejor, ya que el agua va directamente a las raíces sin desperdiciarse por los tallos, hojas o flores.
  • Debes estar alerta de las posibles fugas en las canalizaciones de los riegos, una simple grieta de manguera puede llegar a perder litros de agua que no aprovecharán las plantas.
  • Si tienes un jardín pequeño, no hace instales sistemas de riego; con una regadera podrás controlar tú mismo el riego y la cantidad de agua.
  • Aprovecha las aguas pluviales. Si tienes espacio, coloca depósitos para recoger el agua de lluvia, luego podrás utilizarla para riegos posteriores, limpiar herramientas, etc.
  • Si tu jardín es grande y tienes mucha variedad de plantas, divídelo en hidrozonas. Algunas plantas necesitan menos agua y otras necesitan más, de esta manera colocaremos las plantas por sus necesidades de agua y aprovecharemos mejor el líquido elemento.
  • Utiliza materiales porosos en zonas de paso de jardín de esta manera mantendrás el agua y humedad en el material y podrán aprovecharla las plantas cercanas.
  • Las zonas de acumulación de agua como los canalones, dirígelas hacia zonas de riego del jardín que necesiten abundante agua.
  • Sitúa sobre la superficie donde tengas plantas una capa de cortezas,guijarros o mantillo. De esta manera evitarás que el agua se evapore por efecto del sol y será mejor aprovechada por las plantas.
  • Utiliza variedades de césped de bajo consumo. Algunas variedades necesitan menos cantidad de agua y son más resistentes.
  • En invierno el césped esta inactivo y necesita menos agua, reduce los días y la cantidad agua en el riego.
  • En zonas de paso, o muy difíciles de regar o plantar césped natural en ellas, utiliza césped artificial, apenas requiere de atención y mucho menos de agua.
  • En jardines grandes instala sensores de lluvia y humedad. Estos sensores se pueden conectar al sistema de riego y evitar que en días de lluvia se realicen riegos innecesarios, o controlar las zonas con más o menos humedad y realizar riegos parciales del jardín.
  • Los aspersores facilitan mucho el riego de grandes jardines, pero es necesario controlar su dirección y zona de riego para evitar malgastar agua.
  • Periódicamente revisa el jardín en busca de malas hierbas, que se llevan gran cantidad del agua de los riegos.
  • Para limpiar aceras o zonas de paso, utiliza un cepillo antes que la manguera, ahorrarás muchos litros de agua.
  • Organiza los riegos en ciclos cortos para dar tiempo a las plantas y árboles a asimilar el agua, de esta manera se aprovechará mejor.
  • El césped riégalo solamente cuando sea necesario, para saber si necesita agua anda por él, si has dejado huellas entonces es que necesita agua.
  • No utilices los aspersores cuando haga mucho viento, el agua se dirigirá zonas no deseadas y se malgastará.
  • En zonas con fuerte desnivel el mejor sistema de riego es una manguera de goteo, de esta manera se canaliza y dirige el agua a donde deseas.
  • En climas muy calurosos evita los sistemas de riego que rocíen al aire, ya que gran cantidad de las gotas se evaporarán antes de tocar el suelo.
  • Controla la cantidad de agua con la que riegas cada planta, hay muchas que no necesitan demasiada, incluso un exceso de agua puede matarlas.

Ahorrar agua en la piscina

  • Utiliza una lona para tapar la piscina cuando no se usa. De esta manera reducirás la evaporación del agua y mantendrás el agua mucho más limpia.
  • Comprueba la impermeabilidad de la piscina y la estanqueidad de las instalaciones. Una mínima fuga puede provocar la pérdida de litros de agua al día.
  • Si tienes un sistema de auto-llenado en la piscina, revísalo periódicamente para evitar pérdidas o fugas de agua.
  • Si tomas las medidas de limpieza y cuidado necesarias puedes mantener el agua de la piscina de un año para otro.
  • Utiliza oxígeno activo en lugar de cloro para la limpieza del agua. Si usas cloro tendrás que cambiar el agua cada pocos años, mientras que con oxígeno activo no tienes por que cambiarla con tanta frecuencia.
  • Revisa periódicamente el funcionamiento de la depuradora. Una depuradora en mal estado, además de ser antihigiénico, puede provocar pérdidas de agua.

Ahorrar agua fuera de casa

  • Utiliza con mesura las duchas de playas, gimnasios y otros espacios, públicos o no, recuerda que el agua es un bien común y aunque no nos cueste dinero, debemos malgastarla lo menos posible.
  • No laves el coche con la manguera, utiliza una cubeta de agua y una esponja. Ahorrarás una gran cantidad de agua y el resultado será el mismo.
  • Si es necesario, limítate a lavar las partes necesarias para una conducción segura, como son las lunas y faros del coche.
  • Si vas a lavar el coche sin detergente o jabones contaminantes, hazlo sobre una superficie o al lado de plantas o árboles que necesiten agua.
  • En la ciudad, lava el coche en lavaderos automáticos que sepas que tienen un sistema de reciclaje o tratamiento del agua usada.
  • No dejes que los niños malgasten el agua jugando con ella en lugares inapropiados. Para divertirse con el agua ya existen lugares creados para ese fin, como parques acuáticos.
  • No malgastes agua en el trabajo, aunque el malgasto de agua no te afecte directamente, al final lo hará sobre tu empresa e indirectamente sobre ti.
  • Fomenta y sé partícipe en tu lugar de trabajo del ahorro de agua. Informa a tu responsable de las medidas y productos existentes para ahorrar agua.
  • Difunde estos consejos para ahorrar agua entre todas las personas que conozcas, puedes usar el boca a boca o las redes sociales.
  • Sé partícipe en tu ciudad o comunidad de las campañas para concienciar sobre el ahorro de agua.
  • Súmate a campañas medio ambientales de protección de ríos, mares, océanos y en general cualquiera que tenga como objetivo preservar y proteger el medio ambiente.
  • Si detectas una avería en las instalaciones o canalizaciones de agua pública, ponte en contacto lo antes posible con los responsables del mantenimiento.

Fuente: latiendadelahorrodeagua.com

Del total de agua que hay en la tierra sólo 2.5% es agua dulce, y de esta menos del 1% es apta y disponible para consumo humano.

No dejes correr el agua mientras te lavas las manos ni cuando te rasuras o lavas los dientes. Usa un vaso.

El baño es el lugar que más agua utiliza en una casa, y donde regularmente se presenta el mayor desperdicio.

Toma baños breves y cierra las llaves mientras te enjabonas o te lavas el pelo.

La fuga de una gota por segundo en el lavamanos o regadera, equivale a desperdiciar 9,000 litros por año.

Para revisar si tu escusado tiene fugas, coloca 4 gotas de colorante vegetal en el tanque y espera unos minutos. Si el color llega a la taza tienes una fuga. Repárala.

La mayoría de los hogares en México, todavía tienen escusados que utilizan cuando menos, 16 litros de agua por descarga.

Para usar menos agua en el escusado, mete al tanque una botella de plástico llena de agua. Esto no afecta el funcionamiento y ahorra mucha agua en cada descarga.

La población más pobre del mundo paga entre 5 y 10 veces más por el agua que la población con mayor ingreso.

Evita utilizar la manguera para limpiar la banqueta. Usa una escoba y un recogedor.

Las mujeres y niños de zonas rurales en países en vías de desarrollo, invierten hasta 5 horas diarias para ir por agua.

Acostúmbrate a conocer y monitorear tu consumo de agua, ya sea en tu recibo o directamente en el medidor.

Dos terceras partes de nuestro país son áridas o semiáridas, además de que la gran mayoría de la lluvia se concentra solamente en 4 meses del año.

Habla con la gente que veas desperdiciando agua. Si no escuchan, contacta a las autoridades, existen disposiciones legales contra el desperdicio.

Para 2025, el país necesitará una inversión estimada de 33,000 millones de pesos, únicamente para aumentar el suministro de agua en las ciudades.

Paga cada bimestre tu consumo de agua. Sin esos recursos no es posible llevar agua a la gente que no tiene, ni construir infraestructura, ni dar mantenimiento a la existente.

En el mundo, 1,100 millones de personas carecen de acceso a una fuente segura de agua potable.

No laves tu auto con manguera, házlo con una cubeta o llévalo a servicios de lavado donde utilicen agua tratada.

En México existen 653 depósitos subterráneos de agua, de los cuales 106 se encuentran sobreexplotados, es decir, se extrae más agua de la que se les recarga.

Riega tu jardín temprano en la mañana o en la noche. Al hacerlo cuando hay mas sol, la mayoría del agua se evapora o se pierde.

México en tan sólo 56 años, pasó de una disponibilidad de agua de 18 millones, a poco más de 4 millones de litros por habitante al año.

Antes de tirar el agua de la tarja, considera que la puedes usar para regar o para el escusado. Reutilízala.

Según la Organización Mundial de la Salud, un ser humano necesita un mínimo de 20 litros al día para atender sus necesidades básicas.

Instala en tu hogar y centros de trabajo, equipos que utilizan menos agua o sistemas ahorradores para reducir tu consumo.

En el mundo, cada 15 segundos muere un niño por falta de acceso a una fuente segura de agua potable.

Al lavar los trastes, remoja y enjuaga todo de una vez, sin dejar el agua corriendo. Abre la llave sólo para el enjuage final.

En el México, el 77% de la población se concentra en las regiones con menos agua.

Lava la fruta y verdura llenando la tarja, en lugar de mantener la llave abierta.

Uno de los efectos más importantes del cambio climático en México, será la reducción en la disponibilidad del agua.

Asegúrate de utilizar la lavadora de ropa sólo cuando tengas una carga completa.

En México sólamente el 10% del agua recibe tratamiento adecuado para reutilizarse.

No tires aceite por el drenaje. Una gota de aceite contamina decenas de litros de agua. Guárdalo en un bote para cocinar o recógelo en un material absorbente y tíralo a la basura.

Panorama del agua

Cultura del agua

Videos

Ligas de interés