Notas
Lunes, 02 Enero 2017 04:46

20 hábitos para ahorrar agua en el hogar

Evaluar este artículo
(1 Vote)


¿Crees que ya consumes el mínimo posible? Te invito a leer esta reflexión sobre cómo vivir mejor con menos agua, seguro que hay algo en lo que no habías pensado, o que en el día a día vas olvidando;

checa estos más de 20 consejos para el ahorro del agua:


Regla número 1. Fundamental. Abres el grifo, mojas lo que toque y cierras inmediatamente. Nada de dejarlo abierto mientras enjabonas tus manos, tus platos o tu cabeza… Como hemos estado hablando de este tema en casa, ahora Abril se pone a prueba y con gran entusiasmo. Es algo básico para usar menos agua.

Un baño de bañera consume hasta 200 litros de agua más que una ducha. Así que dúchate.
Una que creo que ya todos sabemos (y en las que algunos estamos trabajando aún): una ducha de unos 5 minutos es más que suficiente. Y en invierno, éste es mi punto débil en la ducha. Lo confieso con toda honestidad; y es uno gordo, pero estoy trabajando en ello.

Si utilizas una bañera de bebés para tus hijos, cosa que me parece fantástica, aprovecha el agua para la cisterna. En casa lo hacemos con un cubo más pequeño.

Normalmente perdemos mucha agua fría en la ducha mientras esperamos que salga la caliente. Recoge el agua fría del comienzo en un cubo y úsala para el water, para fregar el suelo o para las plantas.

Puedes usar un vaso al lavarte los dientes e incluso algún recipiente al lavarte la cara, pues un grifo abierto consume hasta 15 litros de agua por minuto.

Ni hablar de tirar de la cadena del wáter sólo para deshacernos de un papel. Descartado radicalmente. Cada vez que tiramos de la cadena gastamos entre 7 y 10 litros de agua.

Además, tirar papeles y otros objetos al wáter, digan lo que digan, dificulta la tarea de las trituradoras. Y si debe ser procesado, contamina.


Si las circunstancias lo permiten, puedes incluso ahorrarte alguna tirada de cadena “en familia”. Practicar sólo en caso de pipi.

Instala un sistema de ahorrador de agua en tu cisterna, como el doble botón que te permite realizar descargas parciales.

Algo tan sencillo como una botella de un litro de agua dentro de la cisterna, colocada de forma que no interfiera con su mecanismo, te permitirá ahorrar ese litro de agua en cada descarga. Y no afectará a su funcionamiento.

También existen sistemas aireadores para las tuberías, difusores para los grifos y otros sistemas de ahorros, como cabezales de ducha que, además, hacen que el baño sea una delicia, iones aparte, y ahorran hasta más de un 60% de agua.

Acércate a una ferretería y pregunta qué pueden ofrecerte.
oEl lavavajillas gasta menos agua que lavar los platos a mano, pero éste debe ser un equipo moderno con gestión eficiente de los recursos y es importante usarlo siempre lleno.

Al lavar platos a mano, no lo hagas con el grifo abierto. Mucho mejor si llenas la pica para enjuagar.

Utiliza también la lavadora con cargas completas y ciclos cortos en lo posible. Tal vez la ropa que usaron los niños para el parque o para comer esté más sucia que unas sábanas o que tu propia ropa. Entonces usa ciclos cortos para la ropa que lo permite y largos sólo para la que esté más sucia. Y no te fíes del botón de media carga.

La llave de entrada del agua de tu casa no tiene que estar abierta al máximo. Normalmente tampoco tienes que abrir el grifo del agua al máximo.

Lava verduras y frutas dentro de un recipiente en lugar de hacerlo bajo el grifo, y utiliza en agua para reglar las plantas.

No descongeles tus alimentos bajo el grifo de agua. Hazlo en la nevera y así, además, ahorrarás energía.

Riega las plantas en las horas de menos calor para que el agua no se evapore tan pronto.

Si tienes un jardín, no utilices la manguera para lavarlo o regar las plantas. Sí, es genial hacerlo así (y yo lo disfruté muchísimo en mi infancia) pero es un derroche de agua. Utiliza un cubo de agua y regaderas. Lo ideal es un sistema de riego automático.


Evita también lavar el coche con manguera, por divertido que pueda ser hacerlo acompañado, y hazlo con esponja y cubo.

Si detectas un goteo en cualquier punto de casa, repáralo de inmediato porque suponen una perdida de enormes cantidades de agua (unos treinta litros diarios).

Antes de comenzar a hacer cambios, te recomiendo dos cosas: busca tus últimas facturas de agua y calcula el consumo medio por habitantes de tu casa.

Fuente: http://www.ifeelmaps.com/
Leído 1463 veces

Comentar

Los campos con asterisco (*) son obligatorios

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro newsletter y reciba quincenalmente nuestro boletín de noticias
Please wait

BUSCADOR

Panorama del agua

Cultura del agua

Videos

Ligas de interés